Testa•del•Serpente

"Rinunciare a tutto per salvare la testa" • Un blog di Miguel Cuartero Samperi

Archivio per il tag “papa francisco”

Mensaje del Papa Francisco en ocasión de la muerte de Carmen Hernández

carmen osservatore romanoMadrid, 21/07/2016.– Hoy a las 18 horas la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid albergó la Misa funeral por Carmen Hernández iniciadora del Camino Neocatecumenal junto a Kiko Argüello, fallecida este pasado martes a los 85 años de edad en su residencia de Madrid.

La ceremonia estuvo presidida por el arzobispo de Madrid, Mons. D. Carlos Osoro Sierra y concelebrada por algunos cardenales y otros obispos.

Su Santidad el Papa Francisco ha enviado un emotivo mensaje a Kiko Argüello con motivo del fallecimiento:

Al Sr. Francisco (Kiko) Argüello
Camino Neocatecumenal
Madrid
 
He recibido con emoción la noticia de la muerte de la Sra. Carmen Hernández, después de una larga existencia marcada por su amor a Jesús  y por un gran entusiasmo misionero. En esta hora de dolorosa separación estoy espiritualmente cercano con mi afecto a todos los familiares y a todo el Camino Neocatecumenal, del que ella ha sido co-iniciadora, como también a cuantos han apreciado su ardor apostólico concretizado sobre todo al indicar un itinerario de redescubrimiento del bautismo y de educación permanente en la fe. Doy gracias al Señor por el testimonio de esta mujer, animada por un sincero amor a la Iglesia, que ha gastado su vida en el anuncio de la Buena Noticia en cada lugar, también aquellos más alejados, no olvidando a las personas más marginadas.

Confío su alma a la Divina Bondad para que la acoja en el gozo de la Pascua eterna y anime a aquellos que la han conocido y a cuantos son parte del Camino Neocatecumenal a mantener viva su ansia evangelizadora, en una comunión activa con los obispos y sacerdotes y ejercitando la paciencia y la misericordia con todos.

Con este deseo, invoco la intercesión materna de la Virgen María e imparto a cuantos están presentes en el rito de exequias la bendición apostólica.

Franciscus PP.
En el Vaticano, 20 de julio de 2016

papa-carmen

Carmen con el Papa Francisco en el Vaticano

Francisco envía 250 familias en misión a todo el mundo

image

Comunicado de prensa el Camino Neocatecumenal.

Roma, 17/03/2016.- El Papa Francisco recibirá mañana viernes 18 de marzo al Camino Neocatecumenal en una audiencia privada en el Aula Pablo VI del Vaticano.

En el encuentro, el Pontífice enviará 50 nuevas missio ad gentes formadas por unas 250 familiasde los cinco continentes y confirmará de nuevo la labor evangelizadora de esta iniciación cristiana.

La audiencia comenzará a las 12 horas de Roma y será retransmitida por el Centro Televisivo Vaticano (CTV) diversas televisiones de todo el mundo, así como a través del canal oficial de la Santa Sede en Youtube.

El encuentro comenzará con una presentación del iniciador y responsable internacional del Camino Neocatecumenal en todo el mundo, Kiko Argüello, que estará acompañado de la también iniciadora Carmen Hernández y del presbítero Mario Pezzi. Además, han confirmado su asistencia varios cardenales y obispos de diversos lugares del mundo.

En el Aula Pablo VI estarán también presentes unos 8.000 miembros del Camino, la mayoría de ellos catequistas responsables del Camino en los cinco continentes; sacerdotes; seminaristas de los seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater de Europa; los responsables de diversas comunidades y las 250 familias que serán enviadas por el Papa a la evangelización.

Estas familias han recibido el destino esta misma semana en el trascurso de una convivencia internacional en Italia, donde también se han formado cada una de las nuevas missio ad gentes.

Las missio ad gentes se constituyen a petición de los obispos de las diócesis a las que son destinadas y están formadas por cuatro o cinco familias –la mayoría de ellas con más de cuatro hijos–, un presbítero, un joven y dos mujeres. Todos ellos forman una comunidad que tiene la misión de dar los signos de la fe que atraen a los hombres a la belleza del Evangelio y según las palabras de Cristo: “Amaos como yo os he amado; en este amor conocerán que sois mis discípulos, y sed perfectamente uno y el mundo creerá”.

Entre los destinos de Europa (40 en total) a los que partirán algunas de estas familias por petición de los obispos, que se han mostrado verdaderamente entusiastas de esta nueva formar de evangelizar, se encuentran varias ciudades de Francia (donde hay seis seminariosRedemptoris Mater) como Biarritz, Burdeos, Toulouse, Orange, Pamiers o Mulhouse, en total más de diez.

Otros países a los que acudirán en misión las familias serán Luxemburgo, Irlanda, Suecia, Gran Bretaña, Lituania, Letonia, República Checa, Alemania o Suiza. También Holanda, Chipre, Serbia, Austria, Ucrania, Rusia, Kazajistán.

En América las familias han sido llamadas a Canadá, Estados Unidos, Perú, Brasil… En Asia a la India y China, entre otros.

En Oceanía a Australia y Papúa Nueva Guinea y en África algunas de estas missio ad gentes se formarán para Etiopía o Costa de Marfil, también para Sudáfrica, Guinea Ecuatorial, o Nigeria.

La revolución de la evangelización y la familia como modelo: Francisco en Ecuador

Juan Francisco Fruci (Quito, Ecuador)

francisco en quito“Buenos días hermanos y hermanas. En estos dos días, 48 horas que tuve contacto con ustedes, noté que había algo raro en el pueblo ecuatoriano. Todos los lugares donde voy siempre el recibimiento es alegre, contento, cordial, religioso y piadoso, en todo lado. (…) Había algo distinto. (…)”

Comenzó con estas palabras el que fuera el último discurso del Papa en tierras ecuatorianas, ante un público muy especial: sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas en el Santuario de El Quinche (cerca de Quito, la capital). Francisco culminaba así su visita al país después de tres días intensos, emocionantes, inolvidables. ¿En verdad el pueblo ecuatoriano tiene algo diferente como percibió el papa? Lo cierto es que el Señor mismo le iluminó y le dió una posible respuesta. Prosiguió Francisco en ese mismo discurso:

Me daba vueltas en la cabeza y rezaba y le pregunté a Jesús en la oración, ¿qué tiene este pueblo de distinto?. Esta mañana orando se me impuso aquella consagración al Sagrado Corazón de Jesús. Pienso que debo decir como mensaje de Jesús, todo lo que tienen de riqueza espiritual, de profundidad, viene de haber tenido la valentía, porque fueron momentos muy difíciles, de consagrar la Nación al Corazón de Cristo, ese corazón divino y humano que nos quiere tanto. (…)  No olviden, que esa consagración es un hito en la historia del Ecuador. Y de esa consagración siento como que le viene la gracia que tienen ustedes, esa piedad, esa cosa que los hace distintos”.

Una visita pastoral que quisieron convertir en visita política

¿Por qué el Ecuador está consagrado al Corazón de Jesús? Históricamente, el país ha vivido fuertes tensiones entre liberales y conservadores. Han gobernado clericales y anticlericales. Por ejemplo, los jesuitas fueron expulsados en dos ocasiones por políticos enemigos, y en cambio en otras épocas “conservadoras”, blasfemos y borrachos podían ser multados y encarcelados por las leyes civiles. Innumerables gobiernos no terminaron nunca su mandato siendo derrocados por tumultos y levantamientos populares.

Por estas luchas y persecuciones y una creciente presencia de políticos e intelectuales de influencia masónica que buscaban descristianizar al Ecuador con fines claramente políticos, en 1874, el presidente Gabriel García Moreno[1] – un ferviente católico, férreo conservador y a la vez modernizador del país – consagró la nación. El documento decía : “La República del Ecuador está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús, su patrono y protector”. Fue el primer país en consagrarse.

A este país vino el Papa, un país con una historia difícil y una realidad social siempre manipulada por los políticos a su conveniencia, a costa del pueblo obviamente. Es también fruto de esta historia que hoy en día tanto gobierno como opositores hayan querido politizar la visita del Santo Padre. Y es que Ecuador está viviendo actualmente una crisis política parecida muy seria, con mucha resistencia y descontento popular ante un gobierno que maneja un doble discurso y ha incrementado exageradamente los impuestos, despilfarrando el dinero público en propaganda y en ataques a sus rivales políticos. Y el gobierno quería recuperarse de sus últimos golpes utilizando a Francisco a su favor.

Antonio Spadaro dijo en una reciente entrevista que Papa Francisco vino a abrazar la humanidad de América Latina. Yo agregaría que también vino a darnos una palabra que nos llame a conversión. Y a pesar del ambiente que vivíamos, percibió en los ecuatorianos algo que muchos de los que participamos en los encuentros por él presididos, no percibimos. Es que estábamos distraídos.

ecuador1Lo que Francisco nos dijo.

Francisco a su llegada soportó el interminable discurso de bienvenida del presidente Correa (que duró el doble del suyo). Fue cordial y afable, como siempre. No tuvo pretensiones aunque lo encerraron en inútiles protocolos. Ya a su entrada a la ciudad, lo esperaban miles de quiteños con la alegría de poder ver de cerca a ese “famoso” papa argentino del que todos hablan. A pesar de que el chofer del papamóvil era una especie de Schumacher (manejaba muy rápido!) Francisco quiso saludar a todos. Ese mismo día soportó también a los jóvenes que lo recibieron cantando y bailando hasta altas horas de la noche afuera de la nunciatura apostólica, donde él se hospedó tres noches en Quito[2].

En Guayaquil, ante cientos de miles de personas, comenzó su predicación con su carisma y estilo casi didáctico para que las homilías se queden grabadas en la gente. Dijo que “La familia es el hospital más cercano, (…) la primera escuela de los niños, (…) el mejor asilo para los ancianos”. El evangelio escogido era el de las Bodas de Canaán y no perdió el tiempo para llamar a la esperanza y a tomar el riesgo de amar. “El mejor de los vinos está en la esperanza, está por venir para cada persona que se arriesga al amor. Y en la familia hay que arriesgarse al amor, hay que arriesgarse a amar”[3].

En la Misa en la capital, su discurso fue un poco más social. Tomó como referencia el nombre del lugar donde se celebraba la misa, el parque “Bicentenario” (cuyo nombre se refiere a los doscientos años de independencia celebrados en el 2009), para aludir a los gritos de independencia, fruto de los anhelos de libertad y justicia que son intrínsecos del corazón humano. Ante un millón de personas invitó a pensar la frase “La palabra de Dios nos invita a vivir la unidad para que el mundo crea” como un grito, parecido al grito de la independencia. Y agregó “quisiera que hoy los dos gritos concorden bajo el hermoso desafío de la evangelización. No desde palabras altisonantes, ni con términos complicados, sino que nazca de «la alegría del Evangelio (…) Y la evangelización puede ser vehículo de unidad de aspiraciones, sensibilidades, ilusiones y hasta de ciertas utopías. Claro que sí; eso creemos y gritamos”.

El Papa nos invitó a los presentes a la unidad. Todos buscaron leerlo solo con los lentes de la política, donde cada bando se da la razón e interpreta el mensaje a su conveniencia. Un amigo en redes sociales escribía horas más tarde: “Después de la Homilía del Papa el mensaje queda claro: Cada quien escucha lo que quiere escuchar, y todos piensan que el mensaje es para otro y no para uno mismo…”

La llamada a la evangelización, inclusive como acción revolucionaria – pues “nuestra fe es siempre revolucionaria” – , fue la parte final de su homilía. Atraer al lejano con el testimonio, esa es la revolución de la evangelización.

En sucesivos encuentros con los educadores y la sociedad civil, el Papa Francisco llamó a la reflexión sobre temas como la educación como privilegio, como mayor status o prestigio social, y la responsabilidad de los educadores no sólo en “cultivar” sino también en “cuidar”. Preguntó: “¿Velan por sus alumnos, ayudándolos a desarrollar un espíritu crítico, un espíritu libre, capaz de cuidar el mundo de hoy? ¿Cómo ayudamos a identificar esta preparación como signo de mayor responsabilidad frente a los problemas de hoy en día, frente al cuidado del más pobre, frente al cuidado del  ambiente?” La encíclica Laudato Si se hizo sentir.

Mientras tanto la política se entrometía, inclusive con carteles en los cuales “citaba” a Francisco a favor de sus proyectos de ley. Un descaro. Por otro lado muchos medios de comunicación no daban respiro, transmitieron ininterrumpidamente cada mínimo movimiento del Papa, buscando aquella frase, aquel gesto, que pueda hacer noticia, tratando al Papa como una superestrella, un ídolo contemporáneo. Si abrazó a un niño, si se hizo otro selfie, si se salió del protocolo. Pocos comentaristas y pocos medios trataron de focalizarse en la función pastoral de esta visita.

Afortunadamente los mensajes de Francisco si calaban entre mucha gente. En  el discurso a la sociedad civil, como metáfora, Francisco llamó a las empresas, a las asociaciones, a las comunidades, a la misma sociedad, a tener a la familia como modelo. “En las familias, todos contribuyen al proyecto común, todos trabajan por el bien común, pero sin anular al individuo; al contrario, lo sostienen, lo promueven, se pelean, pero hay algo que no se muere, ese lazo familiar.(…) Y entonces, partiendo de este ser de casa, mirando a la familia, pensemos en la sociedad, a través de estos valores sociales que mamamos en casa, en la familia, la gratuidad, la solidaridad y la subsidiariedad”.

ecuador4Con estos encuentros ya casi estaba terminada su etapa en tierras ecuatorianas. Y sin embargo, la gente seguía “distraída”. Y es que había mucho por lo cual distraerse. Un ejemplo? La visita papal tuvo dos logos, uno oficial de la conferencia episcopal (a la izquierda) y otro, creado por el gobierno de Rafael Correa (a la derecha)[4]. Era necesario esto?

En el último discurso, con el que comenzamos este artículo, Francisco destacó la figura de María. Dos momentos, dos frases de María: Hágase en mí y Hagan lo que Él les diga. Y es que María, no protagonizó nada. El autor de todo fue siempre Dios. El papa finalmente llamó nuevamente a todos a tener conciencia de la gratuidad, “(…) todo viene de Dios, todo es gratis. Esa gratuidad, somos objeto de gratuidad de Dios. No caigan en el Alzheimer espiritual, no pierdan la memoria, sobre todo, la memoria de donde me sacaron”. Éste fue un discurso precioso, también porque fue improvisado y relajado.

Esto es lo que personalmente más me ha tocado. Todo es Gracia, como decía también San Agustín. En la historia de cada persona está la autoría creativa de Dios, que gratuitamente nos ama y nos transforma, si le dejamos protagonizar nuestra vida, como María. Y como tantas veces Dios nos ha sacado de la muerte del pecado, talvez también ha intercedido para que nuestra nación no caiga tan profundamente. En cierto modo, eso nos ha dicho el Papa refiriéndose a la consagración de la nación al Sagrado Corazón de Jesús.

Esta nación caótica visitó Francisco, es impresionante que haya podido reconocer su alma más interna, la fe del sencillo. La fe de la gente tuvo que sobrevivir a la verborrea de los medios de comunicación, las manipulaciones de la política y la apatía de algunos. Inclusive a las inclemencias del clima (no había llovido en semanas y llovió en la vigilia de la misa papal empapando a todos los jóvenes que fueron a acampar). Francisco pudo ver algo límpido y bueno, un sentimiento, una actitud que ha sobrevivido a siglos de luchas y rencores: la religiosidad de la gente. Religiosidad que no es garantía de que allí pueda germinar la fe adulta y madura, necesaria para enfrentar los acontecimientos del nuevo milenio. Pero es un terreno que puede ser trabajado, un contenedor que puede ser llenado por una fe auténtica.

Talvez Francisco no nos vió “raros” o “especiales”. Nos vió necesitados. Sedientos. Que esta alegría que nos ha dejado no sea novelería o idolatría del ser humano Jorge Mario Bergoglio. Que todos los ecuatorianos nos sintamos sedientos de Dios, necesitados de su misericordia. Y con alegría y piedad, podamos atesorar estas palabras del Papa. Ahora las protestas siguen, pero su tono parece ligeramente cambiado. Que su llamado a la unidad se haga carne primero en el corazón de cada uno, en las familias, en las comunidades y parroquias. Sólo así será posible la unidad también a nivel social.

 

 

NOTAS

[1] Gabriel García Moreno es un personaje importantísimo en la historia del Ecuador, sin embargo sus detractores siempre lo han considerado un autoritario, un tirano. Sin duda polémico, el presidente Moreno se enfrentó abiertamente y sin temor a sus enemigos. Murió asesinado frente al palacio de gobierno después de haber asistido a su misa diaria.

[2] Link twitter https://twitter.com/mromerorivera/status/617877793939017728

[3] Sobre esta invitación de Francisco, invito a leer una reflexión de una valiente mujer, esposa y madre, que participó en los encuentros. https://hadayarbol.wordpress.com/2015/07/09/senor-que-vienes-a-decirme/

[4] http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101824180/-1/Pol%C3%A9mica_por_uso_de_imagen_del_Papa_en_logo_oficial.html#.VaP8Tfl_Oko

La Navidad y la fiesta de la Sagrada Familia

Kiko Argüello Wirtz, La Sacra Famiglia, 1997.

Kiko Argüello Wirtz, La Sacra Famiglia, 1997.

Cada año, durante la Octava de Navidad, la Iglesia Católica celebra la Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José. Es una fiesta importante en el calendario litúrgico, que siempre se ha celebrado en proximidad de la Navidad (aunque la fecha de la celebración ha cambiado durante la historia en base a las reformas del calendario o a los diferentes ritos). Después de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II se ha establecido que se celebre esta fiesta en el primer domingo después de Navidad.

La fiesta de la Santa Familia de Nazaret tiene una evidente relación con la Navidad: Jesús, el hijo de Dios enviado al mundo, se ha encarnado en una familia humana. Con el nacimiento de Jesús, el Dios Creador ha entrado en el mundo insertándose en ciertas coordenadas histórico-geográficas.

Los relatos del nacimiento de Jesús, escritos por los evangelistas subrayan dichas coordenadas con indicaciones puntuales. Esto ocurre, por ejemplo, cuando el evangelista Lucas nos dice que, en los días del nacimiento de Jesús, hubo un censo por voluntad del emperador Cesar Augusto y que este censo “tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino” (Lc 2,2); del mismo modo el evangelista Mateo especifica que Jesús nació “en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes” (Mt 2,1). Benedicto XVI, en su libro La infancia de Jesús observa que “Jesús pertenece a un tiempo exactamente datado y a un ambiente geográfico exctamente indicado” y que, según las fuentes históricas, está claro que “Jesús nació en Belén y creció en Nazaret.

Por lo tanto, Dios ha decidido entrar en el mundo para salvar a los hombres, precisamente a través de una familia humana. Jesús nació de una mujer, María, desposada con José, un judío “de la casa de David” (Lc 1,27; 2,4). José y María viven como toda familia de aquella época, según las tradiciones, los rituales y la fe de su pueblo. Observando la ley de Moiées, Jesús es circuncidado (Lc 2,21) y presentado en el Templo de Jerusalén (Lc 2,22-38). Sus padres “iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua” (Lc 2,41). José garantiza la protección a la familia en la vida cotidiana y, sobre todo, en los momentos de mayor dificultad (Mt 2,13-23) provee el sustento familiar con el trabajo de carpintero (Mt 13,55; Mc 6,3); La madre de Jesús se ocupa de las labores domésticas y de atender a los hijos como en toda familia de aquella época.

Es en la intimidad de la familia donde Jesús es iniciado a la fe de su pueblo recibiendo de sus padres los contenidos fundamentales de la religión judía: la historia de un pueblo elegido por Dios, liberado de la esclavitud de Egipto, conducido a la tierra prometida al padre Abraham y depositario de una alianza establecida con el Dios de los patriarcas en el monte Sinaí. Como afirma el papa Benedicto XVI, José “seguramente ha educado a Jesús en la oración junto con María” y “lo habrá llevado consigo a la sinagoga, en los ritos del sábado, como también a Jerusalén, para las grandes fiestas del pueblo de Israel” (Benedicto XVI, Audiencia el 28/12/2011). Así Jesús “crecía en sabiduría, estatura y gracia” (Lc 2,52) permaneciendo sujeto a sus padres (Lc 2,51).

La familia de Nazaret es la primera célula evangelizadora, la primera comunidad en misión de la historia. ¿Quién, antes de esta humilde familia, había llevado a los hombres el Mesías prometido por Dios y anunciado por los profetas? El papa Pablo VI durante su visita a Nazaret en 1964, afirmaba que “Nazaret es la escuela de iniciación para comprender la vida de Jesús. La escuela del Evangelio”. Es precisamente observando su familia que podemos comenzar a conocer y a amar a Jesús: “Aquí se comprende la necesidad de observar el cuadro de su permanencia entre nosotros: los lugares, el templo, las costumbres, la religiosidad de que Jesús se sirvió para revelarse al mundo”.

sgda familiaLa familia de Nazaret, continuaba el papa Montini, constituye un modelo y una guía para toda familia humana: “Lección de vida doméstica. Enseñe Nazaret lo que es la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable; enseñe lo dulce e insustituible que es su pedagogía; enseñe lo fundamental e insuperable de su sociología” (Pablo VI, 05/01/1964 Basilica de Nazaret).

Por lo tanto, es necesario que nuestras familias vuelvan su mirada y su corazón a la casa de Nazaret, a la Santa Familia de Jesús, José y María. Esto es urgente, más que nunca en los tiempos que estamos viviendo, en los que la familia, eje fundamental sobre la que está fundada la historia de la sociedad humana, es atacada por diversos frentes, sufriendo a veces consecuencias devastadoras. La cultura contemporanea parece haber olvidado la importancia de la institución familiar con los valores a ella relacionados, para abrir el campo a un individualismo extremo que ofusca la belleza y la grandeza de la familia.

En la sociedad post-moderna caracterizada por la demolición de los vínculos estables y de las relaciones perdurables, la familia vive un reto fundamental: seguir siendo un punto de referencia sólido, estable y acogedor para cada hombre y responder a la admirable vocación de ser imagen de la Trinidad, signo visible del amor fecundo y de la providencia de Dios hacia cada hombre. El drama del divorcio, del aborto, de la eutanasia y de las fecundaciones in vitro, son algunas heridas profundas que dejan una huella indeleble y amenazan la estabilidad y la salud física y espiritual de la familia. La tendencia a equiparar las uniones homosexuales a la familia tradicional, además del intento de decomponer la estructura portante de la familia a través del ataque a las figuras del padre y de la madre, son otros desafíos que la familia tiene que afrontar con serenidad, valor y decisión.

Es por esta razón que la Iglesia, frente a la crisis de la institución familiar, ha decidido dedicar dos Sínodos en los años 2014-2015 (un Sínodo Extraordinario y un Sínodo General) para reflexionar sobre la situación actual, sobre la misión y sobre el proyecto de Dios con la familia, un recorrido que, bajo la guía del Espíritu Santo, se ofrece como un “camino de discernimiento espiritual y pastoral” (cfr. Relatio Sinody 2014).

Sagrada_Familia_del_pajarito_(Murillo)

Murillo, “Sagrada Familia del pajarito”

La reciente canonización del papa Juan Pablo II, recordado como “el papa de la Familia” y la beatificación del papa Pablo VI, el papa de la “Humanae Vitae”, han marcado un nuevo impulso espiritual a la causa de la familia, asegurando la especial protección de estos dos pontífices que, con su magisterio, han dejado una heredad espiritual de insigne valor para la familia. El magisterio de San Juan Pablo II dedicó mucho espacio a los temas del matrimonio, de la sexualidad humana, del valor de la mujer y de la vida humana; ha dejado también un ciclo de catequesis centrado en la “teología del cuerpo” que, hasta el día de hoy, sigue siendo un patrimonio de inestimable valor. A lo largo de su pontificado ha sido reconocida la santidad de varios cónyuges, indicando así, para muchas familias cristianas en el mundo, un camino a recorrer. La exhortación apostólica Familiaris Consortio, firmada por el papa polaco trás el Sínodo del 1980 sobre las obligaciones de la familia cristiana, es un documento de grandísima profundidad teológica y espiritual que cada familia debería leer para meditar sobre su propia vocación.

En septiembre de 2015 la ciudad de Philadelphia (USA) hospedará el VII Encuentro Mundial de las Familias, organizado por el Pontificio Consejo para la Familia. El tema de la jornada será: “El amor es nuestra misión: la familia plenamente viva”. El papa Francisco, en la carta escrita en ocasión de este encuentro internacional, afirmó que “la misión de la familia cristiana, hoy como ayer, es anunciar al mundo, con la fuerza del Sacramento nupcial, el amor de Dios”.

Después de Navidad, por lo tanto, estamos invitados a alegrarnos en el recuerdo de la Santa Familia de Nazaret y, junto con ella, a celebrar también nuestra familia que, a pesar de los defectos y las dificultades de una institución humana hecha de hombres y mujeres débiles y pecadores, está llamada por Dios a la santidad, a ser luz del mundo y sal de la tierra. Estamos invitados a festejar juntos, a estar en comunión y a dar gracias al Señor por nuestra familia, conscientes de que, como escribió San Juan Pablo II, “el matrimonio y la familia constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad” (Familiaris Consortio, 1) y que justamente allí, en nuestra realidad familiar, Dios ha querido hacerse presente a través de su Hijo, nacido en Belén de María, esposa de José.

Pd. El Papa Francisco ha dispuesto que en toda plegaria eucarística se mencione el nombre de San José, padre terrenal de Jesús. Con un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se ha dispuesto la mención del nombre de San José en el Misal Romano después de la Bienaventurada Virgen María.

Miguel Cuartero
blog: TestaDelSerpente
t
witter: @mcuart@Testa_Serpente

Traducción: María Cuartero

Sale a la venta el libro “Nuestra Señora de Desatanudos”

desatanudosHa salido a la venta en España el libro “Nuestra Señora de Desatanudos. Historia de una devoción mariana difundida por el papa Francisco“. Se trata de un pequeño libro de 40 paginas (al precio de 3 €) que cuenta los origenes de esta particular devoción tan querida por el papa Francisco. La historia de esta devoción ha dado la vuelta al mundo: comienzó en Alemania en el siglo XVI, llegó a Argentina gracias al padre Jorge Mario Bergoglio, se propagó en América Latina a través de la devoción de muchos fieles y, finalmente, regresó a Europa con la elección del papa Francisco para difundirse con nuevo impulso por todo el mundo. Se puede leer un resumen de la historia en el blog del autor (pincha aquí) sin embargo el nuevo libro contiene más detalles, las oraciones para hacer la novena y los misterios del rosario.

En estos días tambien se publicó, en la pagina web de Aleteia, un artículo que explica qué es una novena y cómo se reza la novena a Maria que desata los nudos. En efecto, en lo que se refiere a las devociones populares, suele haber mucha confusión y muchas deformaciones. Es preciso rezar con fe y no caer en el peligroso terreno de la “superstición” que convierte la devoción en un acto de tipo mágico, mecánico, con el riesgo de concentrarse más en la observancia externa escrupulosa que en el verdadero significado de la oración.

Algunos sacerdotes y muchos fieles, que se consideran de intelecto fino y de fe adulta, tienen una actitud crítica hacia las devociones populares y las prácticas cultuales no oficiales que se difunden entre los fieles de fe “sencilla”. Consideran las devociones como la de María que desata los nudos una deformación del culto oficial de la Iglesia Católica a la Virgen María; para ellos este tipo de oraciones y de novenas son prácticas religiosas despreciables, de “segunda división” para gente pobre, sentimental, sencilla e ignorante.

Ante este tipo de críticas negativas podemos responder con las palabras de un santo que amó mucho a la Iglesia y a la Vírgen (de quién llevó el nombre): san Luis María Grignion de Monfort. En su obra “El Secreto de María” afirmó la necesidad de mantener, al mismo tiempo y de manera equilibrada, la actitud interior y las prácticas exteriores: “Fuera de la actitud interior que acabo de describir, hay prácticas exteriores que no se deben omitir ni despreciar“. En su obra mayor “Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Vírgen” (en el n° 226), el santo francés explica: 

Aunque lo esencial de esta devoción consiste en lo interior, no por eso carece de prácticas exteriores, que no conviene descuidar: ¡Esto había que practicar y aquello no dejarlo! (Mt 23,23). Ya porque las prácticas exteriores, debidamente ejercitadas, ayudan a las interiores167 , ya porque recuerdan al hombre –acostumbrado a guiarse por los sentidos– lo que ha hecho o debe hacer, ya porque son a propósito para edificar al prójimo que las ve, cosa que no hacen las prácticas interiores.

Por tanto, que ningún mundano ni crítico autosuficiente nos venga a decir que la verdadera devoción está en el corazón, que hay que evitar las exterioridades, ya que pueden ocultar la vanidad (…). Yo les respondo con mi Maestro: “Alumbre también la luz de ustedes a los hombres: que vean el bien que hacen y glorifiquen al Padre del cielo” (Mt 5,16). 

Por tanto encomendemos a María nuestra vida con sus problemas, sus dolores y sus “cruces”, invoquemos a María que desata nuestros nudos e intercede por nosotros. 
Lee gratis las obras de san Luís María Grignion de Montfort:

aleteia esp


desatanudosNuestra Señora de Desatanudos.
Historia de una devoción mariana difundida por el papa Francisco.

Autor: Cuartero Samperi, Miguel

Editorial: Paulinas, Madrid.

ISBN: 9788415022886

3,00 € IVA incluído 

 

 

desatanudos paulinas

Navigazione articolo

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: