Testa•del•Serpente

"Rinunciare a tutto per salvare la testa" • Un blog di Miguel Cuartero Samperi

Tercer Domingo de Adviento (A). “Eres tú el que ha de venir?”


adviento3En el tercer domingo de Adviento sigue en primer plano la figura de Juan el Bautista que envía a sus discípulos dónde Jesús con una pregunta fundamental: «Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?»

Lectura del santo evangelio según san Mateo (Mt. 11, 2-11)

En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, le mandó a preguntar por medio de sus discípulos: -«¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?» Jesús les respondió: -«Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio. ¡Y dichoso el que no se escandalice de mí!» Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan: -«¿Qué salisteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿O qué fuisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salisteis?, ¿a ver a un profeta? Sí, os digo, y más que profeta; él es de quien está escrito: “Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti”. Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él».

Juan Bautista fue encarcelado por haber dicho la verdad al tetrarca Herodes: «No te es licito vivir con la mujer de tu hermano» (cf. Mt 14, 3-4). Ha pasado mucho tiempo desde el día en que Juan había visto descender el Espíritu Santo sobre Jesús y lo había indicado a la muchedumbre como “aquel que Israel esperaba”; ahora, en la prisión, siente ya cercana la muerte… Entonces Juan envía algunos de sus discípulos a preguntar: «Eres tú el que ha de venir?». Esta es una pregunta decisiva también para nosotros hoy.

Estamos viviendo el tiempo de Adviento, la espera del Señor, pero, ¿Es de verdad Cristo el que estamos esperando?, ¿Que estamos realmente esperando en nuestra vida? Jesús contesta indicando los signos de su misión: los ciegos ven, los cojos andan, los muertos resucitan… y, añade, «Dichoso el que no se escandalice de mi», ósea, de mi cruz, de mi dar la vida por los hombres, por los pecadores. Es lo que Dios ha hecho con el pueblo de Israel al llegar al Sinaí, saliendo de Egipto, un pueblo marcado por las heridas de la esclavitud, es un pueblo que se ha vuelto “feo” por la esclavitud de la idolatría y del pecado. Pero Dios lo prepara para la alianza del Sinaí embelleciéndolo, curando todas sus heridas, perdonando todos sus pecados. Y, así renovado, recibirá el don nupcial de la Torah, de la Ley. El Adviento anuncia la venida del “Esposo”. El viene a tomar para sí su “Esposa”, su pueblo: la comunidad cristiana.

Juan, el mensajero del Señor, “el amigo del novio”, está aquí en medio de nosotros para preparar la novia y adornarla para el encuentro nupcial. Pero la esposa no puede ser “una caña sacudida por el viento”, por cualquier viento de ideologia, no puede dormirse en la comodidad… se revista de la belleza de la profecía, la belleza de Dios y salga a su encuentro.

***
Esta es la traducción del comentario al Evangelio de cada domingo preparado por el padre Ezechiele Pasotti (sacerdote itinerante del Camino Neocatecumenal) para la Radio Vaticana. Los comentarios de los tres ciclos A, B y C han sido publicados en Italia por el editor Chirico de Napoles con el titulo “I Vangeli delle Domeniche“. No existe, de momento, una edición en castellano. Con el permiso del autor, los comentarios de los domingos de Adviento y del tiempo de Navidad estarán disponibles en este blog personal como una ayuda para vivir – personal y comunitariamente – la Eucaristia del domingo, Pascua de la semana.

Notas: 

  • Tradicionalmente este domingo se conocía en el misal romano como el domingo de “gaudete“, el domingo de la alegría.
  • No se canta ni se dice el “Gloria”.
  • Cantos: “Gritad jubilosos” / “Vivid alegres” / “Decid a los de corazón cansado”
Advertisements

Navigazione ad articolo singolo

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: