Testa•del•Serpente

"Rinunciare a tutto per salvare la testa" • Un blog di Miguel Cuartero Samperi

Ese sí que da sentido: reflexiones post-matrimoniales


la foto 2bannerDe regreso de la luna de miel más bonita de mi vida, después de haberme casado con mi ex novia (promovida ahora al rango de “esposa”), mis pensamientos no pueden ser sino fragmentados y confusos. Y los pensamientos confusos sólo pueden ser expresados con palabras y frases intermitentes, necesariamente sintéticas y seguramente reductivas.

Hemos sido (hay que empezar a usar el plural, cuando sea posible) sumergidos (sabiendo a lo que  íbamos pero casi incoscientemente) en un huracán de eventos y situaciones vividas en estos últimos dos meses. En un movimiento en crescendo, a medida que se iba acercando el día de nuestra boda. La preparación nos ha agotado, exprimido, como se esperaba. Renuncié a la conclusión de mi tésis (después de haberme quedado bloqueado a 40 páginas de borrador, algunas partes sin ningún sentido o nexo lógico) con una profesora que, con razón, insiste para poder supervisar su trabajo de tésis, probablemente el último, antes de retirarse en la reflexión filosófica pura… En el último período antes de la boda renunciamos a todo lo que podía parecerse a la calma, a la tranquilidad, a la paz, al descanso, y a veces, al sueño… por no mencionar el ocio y las distracciones: todo aplazado para después pero sin perder nunca la calma! El apogeo del huracán Marri(ed) fue el primero de mayo! La noche antes intenté aflojar un poco la tensión con una serenata en la que me aventuré en el arte que más me gusta, y que mejor se me da (después de haber dejado el fútbol-sala!): el músico-payaso… Tensión olvidada por un momento y todos a casa para la última noche de solteros con papá y mamá!

boda4Llegados al día X, nos vestimos y nos perfumamos, fuimos a la Iglesia para participar como protagonistas (los novios son los ministros!) a una celebración que duró dos horas o dos minutos, según los puntos de vista! Desde nuestro sitio duró dos minutos, todo ha pasado (demasiado) de prisa: la entrada majestuosa de la novia, las recomendaciones del padre, los cantos espléndidos preparados a la perfección por cantores excelentes, la participación activa de cientos de parientes, amigos, hermanos de comunidad, conocidos, transeúntes, la presencia muy especial de 15 presbiteros con vestiduras solemnes (todos con una hermosa casulla dorada), las moniciones sinceras y fervientes de los testigos (sin un hilo de aquella adulación desgarradora típica de las bodas, que convierte los novios en unos héroes trágicos que se aman epicamente contra innumerables adversidades universales!!), las lecturas elocuentes (os las paso, si quereis), los siete testigos radiantes, los padres estupendos, los hermanos y sobrinos emocionados, la homilía magistral, el canto súblime de la bendición nupcial, las oraciones, la paz, el llanto de la esposa, la comunión con pan ácimo y vino de Caná de Galilea, la danza, las firmas, la salida de la iglesia, el arroz lanzado al aire (nisiquiera en Panamá he visto tanto arroz!), el pick-up negro, las fotos en el lago, la cena, las canciones entonadas y las desentonadas, la tarta de fruta, las lámparas chinas (casi un fracaso y casi se incendia un árbol!), las bomboneras de boda de firma “Juan Pablo II”, el dj italiano que pone música española, los bailes hasta sudar, los saludos y los besos (creo que besé a 300 personas, algunas más de una vez), las últimas energías empleadas para recoger las fuerzas y las últimas cosas y la vuelta a casa.

El huracán llegó a su apogeo y ahora la música cambia. En casa nos encontramos con una de las bromas de boda más temidas, preparada por amigos (hinchas del Lazio) de la novia (quiero subrayar el hecho de que sean laziali y que sean amigos de la novia!): creía yo que el encontrar en el dormitorio un mosáico de platos de papel llenos de agua, era una hipótesis dificil de realizar…! Una vez superada esta prueba, y a parte el inconveniente de la novia sin zapatos (futuras novias: acordaros de llevar con vosotras los zapatos de cambio a vuestra casa nueva, para no salir en zapatillas o chancletas el día después, como hizo mi mujer) y el marido que tiene que hacer la primera compra rápida para la comida, a parte este pequeño y curioso inconveniente, decía, las cosas se arreglaron para poder partir a nuestra “luna de miel”. Un viaje a México y Panamá que duró 20 días o 20 minutos… según los puntos de vista. Pero hablaremos de esto en otro momento, si es que encuentro 5 minutos (o 5 días!) para contar las maravillas que vimos en el Nuevo Mundo!

la foto7Queda el recuerdo vivo, algunas fotos y pocas palabras. Quedan pocos confites y algunas bonboneras de boda. Quedan muchas satisfacciones y algún arrepentimiento (errores que no reperiría debidos a mi distracción congénita). Quedan las notas de una bendición que la divina majestad quiera derramar abundantemente sobre nosotros por largos años. Quedan las historias entusiastas contadas por amigos y parientes. Queda nuestro gran agradecimiento, si bien insuficiente, a todos vosotros que habeis bebido con nosotros el vino de la alegría. Queda más curiosidad y menos ilusiones; más intimidad y situaciones nuevas. Un camino por recorrer juntos, en la vida, sí, pero concretamente en la fe, en la (nueva) comunidad cristiana que nos acompañará a través de muchas alegrías y algún dolor. Y para el dolor y sus derivados… Viktor Frankl* decía que no hay ningún dolor que no pueda soportarse (y ser superado) si se ha encontrado un sentido, un significado, a la propia existencia. Por eso, sin miedo y proyectados hacia el futuro, seguimos este camino hacia la Vida Nueva!

* Viktor Frankl. Médico psiquiatra que vivió en los lager, fundador de la “Logoterapia” y del Análisis Existencial. De la experiencia significativa de en los campos de concentración nace su famoso libro “El hombre en busca de sentido”. Gracias a mi hermana María he conocido este libro!

boda7

– Traducción del italiano de María Cuartero Samperi

Navigazione ad articolo singolo

4 pensieri su “Ese sí que da sentido: reflexiones post-matrimoniales

  1. Luisa in ha detto:

    Wao Miguel! con tus palabras es como si me hubiera transportado al momento en que ocurría todo!🙂 gracias por compartir con todos tus experiencias.
    Fue sumamente agradable poder verlos en los 20 días o 20 minutos, jajaja..
    Espero que puedas encontrar 5 días o 5 minutos para que nos cuentes tus otras experiencias.
    Un fuerte abrazo a tu ex-novia, ahora esposa😀

  2. Anabella in ha detto:

    Gracias Maria x la traduccion!
    Miguel, q bella reflexion y relato de lo q han vivido. Me alegra q mi familia haya podido ser parte de esta historia al menos x 2 minutos o 2 dias.
    Saludos y bendiciones!

  3. Mariate in ha detto:

    Ante todo felicidades, futuros papás, por vuestro primer hijo, que hace el numero 11 de nieto, el 24 de biznieto y mi decimonoveno sobrino nieto. Crece la familia gracias a Dios!

    Me ha encantado tu reflexión de esos días vividos pre- y post- boda que seguramente serán inolvidables y me ha hecho revivir en 3 minutos la celebración matrimonial de 3 horas más bonita a la que jamás he asistido….y me la hubiera perdido!!

    Os doy un fuerte abrazo y besos para los dos.

  4. Berta in ha detto:

    Que maravilla Miguel, me ha encantado tu narrativa, eres un escritor que sabes como utilizar el lenguaje para transmitir y cautivar al lector. No conocía esa faceta tuya. Felicidades! Y enhorabuena por ese hijo que estáis esperando ! Besos para todos y disfrutar de la felicidad que seguramente os envuelve!

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger cliccano Mi Piace per questo: